Cavilaciones del profesor que enseña electrónica en cinco semanas

Hace un mes, un grupo de amigos se reunió para compartir una cena hindú en el barrio sueco de Dalaplan (Malmö). Había una artista de nuevos medios, un programador, tres doctoras en Medicina y un ingeniero de telecomunicaciones. El tema de conversación era lenguajes de programación. Y todos tenían algo que decir. “Sabía programar todo el mundo. Si esa misma cena la hago hace diez años, los únicos habríamos sido el informático y yo”, sentencia David Cuartielles. Mas información en 

Esta entrada fue publicada en Artículos y Opiniones, Formación. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *